La ciudad de Puerto Montt cambia, crece, se mantiene en constante movimiento. El progreso transforma de a pocos su antigua faz; pero lo que no nunca variará es el espíritu emprendedor de su gente y la excesiva hermosura de su entorno natural. Su centro dispone de diversos recovecos que darán al turista una apacible estada.

blog comments powered by Disqus
    Publicidad Recomendadas